Te Veo A La Salida

Tantas veces crucé mi puerta en pleno conocimiento de las altas probabilidades de encontrarte en el bar de siempre. Las veces que fui y no estabas, llegué a casa sintiendo a la noche incompleta. El año pasado consistió principalmente de noches incompletas. Pero después estuvieron las otras. Te descubría desde la ventana, llegando en cámara lenta y mi copa se derretía. Y mi corazón se hundía. Porque con vos mi corazón siempre se hundió. Lo lapidó la montaña de cosas que no me animé a decirte nunca. Mis almohadas lo escucharon todo y después mi música.

No, ya no quiero soñar con tu sombra
y tener que olvidarla de día
Sé que es difícil, lo sé
Que hay peligro, también
Que es historia prohibida

Estás en la otra punta del bar
Abrazado a las dudas y a la música fuerte
Toda esta distancia de más
Puro teatro, nomás
¿Hasta qué hora tenemos que aguantar?

Porque no puedo más
Tenerte aquí tan cerca y no poder hablar
Quemarnos con miradas sin poder gritar
Esclavos del secreto de este amor
Que arde entre los dos

Y me hace mal
Desearnos en silencio a mí me tiene mal
Dejemos esta cárcel de una vez
¿Qué importa si nos ven?
¿Qué importa si lo pago en otra vida?
Te veo a la salida

No, ya no quiero soñar con tu sombra
y después desecharla de día
Sé que es difícil, lo sé
Que hay peligro, también
Que es historia prohibida

Un diluvio de pretextos
Hasta qué hora, dime,
¿Cuánto más habrá que aparentar?